¿Que esta pasando cuando hacemos una crema?

El resultado de nuestros esfuerzos es una emulsion: mezclamos agua y aceite - estos dos liquidos que normalmente "no se quieren" y se separarían, pero que con la ayuda de un emulsionante llegan a formar finalmente una maravillosa crema.


Sin emulsionantes el agua y el aceite se separarían

Mezclando solamente el agua, el aceite y el emulsionante nos daría una emulsion muy liquida por eso tenemos que introducir algo que le de consistencia y solidez. Para eso usamos las ceras (cera de abeja) y las mantecas (manteca de karité, manteca de mango etc.), dosificandolas segun la consistencia que queremos conseguir y pensando en el tipo de piel que queremos atender con nuestra crema.

Lo que tambien es muy importante para la solidez naturalmente es la proporcion entre agua y aceite mejor dicho entre la fase acuatica y la fase oleosa. La fase oleosa comprende los aceites, mantecas y emulsionantes.
  • Lociones muy ligeras y geles llevan por ejemplo 20% fase oleosa : 80% fase acuosa y a la vez muy poca cantidad de mantecas vegetales. 
  • Una Crema normal sobre 30% fase oleo : 70% fase acuosa 
  • Una Manteca de cuerpo (body butter) incluso 60% fase oleosa : 40% fase acuosa con casi tanta cantidad de mantecas vegetales como aceites liquidos.
Para definir el tacto y la rapidez con que la crema sea absorbida por la piel podemos mezclar varios diferentes tipos de emulsionantes. Con la eleccion de los emulsionantes se determina si hacemos una emulsion de aceite-en-agua o de agua-en-aceite. La emulsion de aceite en agua suele ser mas ligera, se absorbe mas rapidamente pero tambien se desvanece antes. La emulsion de agua en aceite se dice que es mejor para el cuidado de piel seca.

Sustituyendo al agua normal por agua floral tenemos la posibilidad de añadir mas propiedades a nuestra crema. Por ejemplo, mientras el agua de rosas es muy recomendado para piel seca, el agua de hamamelis es el adecuado para piel grasiente y acné.

Las posibilidades de combinacion de ingredientes en la cosmetica casera son infinitas, ©Georgina Palmer

CONVERSATION