Ungüento Casero con Árnica

Este ungüento casero nos ofrece las numerosas propiedades de la Árnica montana. Ese  remedio tradicional se usa desde mucho tiempo en la medicina popular para tratar a contusiones, esguinces,  hematomas y dolores musculares.  La Árnica además ayuda a prevenir la aparición de moretones despues de golpes y se recomienda para usar en heridas de difícil curación. Por su capacidad de aumentar el flujo sanguineo puede ser usada también en casos de insuficiencia venosa.


Ingredientes: aprox. 60ml
Fase 2:
18gr Manteca de Karité
Fase 3:
12gr Aceite de Árnica
6 gotas de Aceite esencial Siempreviva (Immortelle) Helichrysum italicum (Opcional: especial para hematomas y moretones)
0,6gr Vitamina E Tocoferol
Elaboración:
Empezamos como siempre con la desinfección de todos nuestros utensilios y envases que usamos durante el proceso. Medimos la fase 1 en un vaso y fundimos la cera de abeja al baño maría. Quitamos el vaso del baño maría, introducimos la manteca de karité y removemos hasta que se haya fundido también. Introducimos la fase 3, removemos nuevamente y envasamos en un tarro.


Solamente nos falta poner nuestro ungüento durante una hora en el frigorifico para que se soldifique y listo para usar 
Todos los productos, utensilios y envases para que puedas elaborar este ungüento en tu casa encuentras en nuestra tienda online:

CONVERSATION

2 comentarios :

Verónica Gonzalvo dijo...

Hola, primeramente decirte que me encanta tu blog. Quisiera preguntarte si al unguento, le puedo añadir 10 gotas de Rokonsal. Gracias.

Cosmetica Natural Casera Shop dijo...

Hola Veronica, el ungüento es un producto sin fase acuosa y por lo tanto no se añade un conservante que actúa contra bacterias y hongos como seria por ejemplo el Rokonsal. Rokonsal solamente conserva productos que llevan agua. El ungüento solamente lleva aceites y se añade Vitamina E para su conservación = evitar que se oxide o sea que se ponga rancio. saludos,