Cosmética sin parabenos (Cremas sin parabenos)


Las cremas sin parabenos cada vez son más demandadas ante los efectos negativos de los parabenos


¿Qué son los parabenos? Esta pregunta se la hacen miles de personas cada día en este país que cada vez escuchan hablar más sobre la cosmética sin parabenos. Pues bien, los parabenos son los conservantes principales usados desde décadas por los fabricantes de cosméticos. Se pueden encontrar en la mayoría de cosméticos que encontramos en supermercados o perfumerías, independiente de tipo de producto, marca o nivel de precio del producto.

Como es habitual, ya no solo en el mundo de la cosmética, sino también en la industria alimentaria o textil, las principales marcas acaban por recurrir a los productos más baratos, sin importar la calidad que puedan tener ni los efectos negativos que puedan provocar a la salud, con el objetivo de ahorrar costes a la vez que ganan enormes cantidades de dinero. Parabenos tienen un efecto acumulativo en el cuerpo, por lo que su utilización diaria provoca una alta concentración de parabenos en nuestro organismo, que no hace más que aumentar a cada día que pasa. Esto ha llevado a que cada vez sean más las personas que recurren a la cosmética sin parabenos para librarse de los peligros de los parabenos.


Efectos negativos de los parabenos


Estos conservantes los utilizan todas las marcas de cosmética industrial, con el objetivo de aumentar la duración de sus cosméticos. Los parabenos cuentan con propiedades bactericidas y fungicidas, que se encargan de que no aparezcan microbios (hongos, bacterias y levaduras)ni se produzca un deterioro en los productos.

De los parabenos se han hecho numerosos estudios con el objetivo de demostrar su peligrosidad. Un ejemplo es el estudio que realizó en el pasado año 2004 la farmacóloga inglesa Philippa Darbre, en el que se demostraba como restos de algunos de los diferentes tipos de parabenos como metilparabeno, etilparabeno o propilparabeno fueron encontrado en diferentes tumores cancerígenos.

Estudios siguientes que rápidamente desmentían estos resultados han contribuido a que existe una gran controversia sobre el impacto verdadero de los parabenos sobre nuestro organismo a largo plazo. Se encuentra una multitud de información a favor y en contra del uso de parabenos en periódicos e diferentes medios en internet (como en publicaciones científicas, wikipedia, blogs, foros e incluso publicaciones de organismos públicos).

Lo que es sin embargo realmente significativo es que en 2011 países como Dinamarca han prohibido el uso de parabenos en productos para niños menores de 3 años, que en Francia se discute desde el mismo año sobre la aprobación de una ley que prohíbe parabenos y ftalatos en cosméticos y que la Union Europea ha prohibido el uso de 5 tipos de parabenos en todos los productos cosméticos a partir de Julio 2015.


Parabenos están presentes en prácticamente todos los cosméticos, ya sean cremas, geles de ducha, pastas dentífricas, productos desmaquillantes, etc. Se sospecha que actúan como perturbadores endocrinos, pudiendo provocar un trastorno en el sistema hormonal.

Otro de las principales preocupaciones sobre los parabenos es que podrían aumentar la productividad de los radicales libres cuando éstos entran en contacto con los rayos ultravioletas, lo que genera un envejecimiento prematuro y la aparición de diferentes manchas en la piel. De hecho, una de las principales contradicciones, dada la importancia que supone protegerse de los rayos del sol, es que la mayoría de cremas solares, cuentan con parabenos entre sus ingredientes.

Esto ha hecho a que cada vez, las personas se fijen más en las etiquetas de los productos que compran, y valoran mucho más la cosmética sin parabenos. De hecho, los cosméticos sin parabenos y las cremas sin parabenos, han aumentado enormemente sus ventas en los últimos años.

¿Qué alternativas existen a los parabenos?


Sin duda alguna, la cosmética natural se muestra como la mejor alternativa a la cosmética con parabenos. De hecho, son muchas las personas que han comenzado a realizar ellas mismas, sus propios cosméticos de manera artesanal. Es la manera más segura de disfrutar de cremas sin parabenos, utilizando exclusivamente ingredientes naturales para su elaboración, lo que permite librarse de las sustancias tóxicas, que resulta enormemente beneficioso tanto para los que las consumen, como para el medio ambiente. Las cremas caseras de cosmética natural están libres de parabenos, y sin duda esa es su mejor baza.

Preparar tus propios cosméticos, utilizando ingredientes de origen natural e inocuos, es ideal para todas las personas que quieran protegerse, y sobre todo para aquellas personas que tienen la piel sensible, ya que, no produce ningún tipo de efecto secundario ni alergias.

La realización de cosméticos naturales por uno mismo, cada vez es más recomendable debido al boom que está viviendo la cosmética natural hoy en día, y que ha llevado a que muchas marcas de cosmética hayan lanzado al mercado sus propios productos “naturales” pero también de una baja calidad.

De modo que, si no quieres volver a ver los parabenos, y quieres comenzar a disfrutar de una cosmética natural de calidad, prepara tú misma tus propios cosméticos. Te asegurarás una elaboración totalmente natural y además te resultará un hobby muy entretenido.

Copyright imagen: ©Evgenyb - Face Cream Tulips

CONVERSATION