Propiedades de las hierbas y plantas secas


Una de las ventajas que ofrece la cosmética natural, es la posibilidad de encontrarte con un sinfín de productos que, muy probablemente, hasta el momento ni siquiera sabías que existían.

Aunque la variedad es muy amplia, en este post queremos hacer referencia a las hierbas y plantas medicinales. Son productos que, aunque quizá puedas no estar muy habituada a ellos, lo cierto es que llevan empleándose desde el principio de los tiempos, antes incluso de que la medicina llegara a desarrollarse. 

Es cierto que existen extractos de plantas naturales –totalmente libres de conservantes– que sirven para la elaboración de productos cosméticos caseros, pero en el caso de las hierbas y plantas secas, su uso está más orientado a jabones caseros elaborados con sosa caústica, cataplasmas, compresas o a la elaboración de tinturas. 

Dicho esto, a continuación te mostramos cinco de nuestros productos estrella en este ámbito. ¡Toma nota!

Cola de caballo
Lleno de sustancias minerales y de silicio, este ingrediente es muy importante para las membranas mucosas, la piel, el cabello, las uñas y la cicatrización de las heridas. En cuanto a los métodos básicos de empleo, puedes utilizar compresas o un baño para el proceso curativo de heridas. En el caso de la inflamación de encías, es recomendable hacer tanto gárgaras como enjuagues bucales con té de cola de caballo.

Spirulina
Se trata de un ingrediente rico en vitaminas, minerales, nutrientes, proteínas vegetales y aminoácidos esenciales, además de hierro y zinc. En el mundo de la cosmética natural es un producto muy recomendado, especialmente, para la fabricación de productos antiarrugas, pues ayuda a mantener la elasticidad de la piel y activar el colágeno.

Alga laminaria
Compuesta principalmente de minerales y oligoelementos, es ideal para reafirmar la piel y combatir la temida celulitis al favorecer la eliminación de toxinas y la piel naranja. 

Salvia
Procedente de la agricultura ecológica, el aceite esencial de Salvia no solo ayuda a la memoria, sino que también es recomendable en casos de estrés y nerviosismo. Por si fuera poco, tiene también un fuerte efecto desinfectante ideal para airear en habitaciones cerradas.

Romero
Probablemente estés habituada a utilizar el romero en tus platos, pero lo cierto es que tiene otros muchos usos. El aceite de romero, por ejemplo, promueve la circulación de la sangre, ayuda contra el reumatismo y disminuye la tensión y ciertos dolores, como el provocado por un esguince.

Todos estos ingredientes y otros muchos más podrás encontrarlos en nuestra tienda online (pincha aquí para acceder). ¿Te animas a probarlos?

CONVERSATION