Beneficios del uso de vitaminas en cosmética


Las vitaminas forman parte incuestionable de nuestro día a día; son las que nos otorgan las propiedades que nuestro cuerpo necesita, y lo hacen en su mayoría a través de la alimentación. ¿Pero qué hay de la cosmética? ¿Es posible utilizar esas ventajas que ofrecen las vitaminas en productos cosméticos? La respuesta es sí.

Y es que existen varios tipos de vitaminas cuyo uso no solo es posible, sino también recomendable, en productos de elaboración propia gracias a sus infinitos beneficios, como la hidratación, el efecto anti-aging, la cicatrización o su efecto revitalizante. 

No obstante, cada tipo de vitamina tiene unas características específicas. Te mostramos las principales y sus beneficios:

Vitamina A, C y E
En nuestra web contamos con un conjunto de vitaminas encapsuladas en liposomas (para que penetren más profundamente en la piel donde deben actuar) que ayudan a la hidratación de la piel, además de regenerar y mejorar su elasticidad. Por si fuera poco, también previenen la formación de arrugas y protegen ante radicales libres. Puedes visitar el producto haciendo clic aquí

Niacinamida/Nicotinamida (vitamina B3)
Para quien no lo sepa, la nicotinamida es un tipo de vitamina soluble en agua que estimula la regeneración celular, además de mejorar la circulación sanguínea y el aspecto graso de pieles acneicas. Para adquirirla y descubrir más detalles sobre su modo de utilización, pincha aquí

Pantenol para cosmética (vitamina B5)
Una de las formas de conseguir vitamina B5 es adquiriendo Pantenol, un producto pensado para todo tipo de pieles, sobre todo aquellas sensibles que requieran un cuidado muy exhaustivo, como la piel de los bebés.

Se trata de un producto que hidrata hasta en las capas más profundas de la piel, además de servir como antiinflamatorio y cicatrizante. Si tienes problemas capilares, también ayuda al fortalecimiento del pelo. Conoce más detalles acerca del producto pinchando aquí

Palmitato de ascorbilo y/o Ácido ascórbico (vitamina C)
Ambos productos ralentizan el proceso de envejecimiento de la piel gracias a la producción de colágeno. Además, son también potentes antioxidantes. La diferencia entre estos dos tipos de vitamina C es que el palmitato de ascorbilo es soluble en aceite y alcohol y mucho más estable al ser menos sensible al oxígeno. 

Nuestra recomendación es que utilices el ácido ascórbico (pincha aquí) para elaborar mascarillas faciales caseras y el palmitato de ascorbilo (pincha aquí) para la creación de lociones, maquillaje, productos de protección solar y sérums.

Acetato natural y/o Tocoferol (vitamina E)
Mientras que la vitamina E acetato natural (clic aquí) se utiliza como principio activo para ayudar a nutrir la piel y combatir los radicales libres, la vitamina E tocoferol (clic aquí) ayuda a estabilizar los productos ante la oxidación.

Por tanto, si lo que quieres es evitar que tus productos caseros se oxiden y, además, aprovechar las propiedades cosméticas de la vitamina E, entonces deberías utilizar la mezcla de ambos productos.

No te lo pienses y accede a nuestra tienda online para hacerte con alguno de estos fantásticos productos ☺.

CONVERSATION