Receta bálsamo calmante y protector para almohadillas secas y agrietadas en animales


Quien tiene animales sabe que con la llegada del buen tiempo y del calor, los paseos por la playa o montaña se vuelven más apetecibles. No obstante, el aumento de temperatura de los pavimentos como el hormigón, el asfalto o las aceras puede abrasar, resecar, agrietar y hasta despellejar las almohadillas de la zona plantar de perros, gatos o cualquier otro animal.

Quizá no le des importancia, pero lo cierto es que las almohadillas son una zona muy sensible que normalmente los dueños de animales se olvidan de proteger y cuidar como es debido. 

Para que eso no te ocurra a ti, desde Cosmética Natural Casera Shop queremos compartir contigo una receta para la elaboración de un bálsamo calmante y protector para esta zona. Susana Blanco es quien está detrás de esta creación, y podemos garantizarse que su elaboración no tiene desperdicio.

Los ingredientes utilizados contienen propiedades antisépticas, cicatrizantes, nutritivas y calmantes que favorecen el cuidado y mantenimiento óptimo de la zona plantar. ¡No te pierdas el paso a paso y protege a tu mascota como es debido!

Ingredientes
FASE OLEOSA:
- 4 gr Cera vegetal candelilla  o Cera de abeja virgen BIO (opción no vegana)

FASE ACUOSA:

FASE FINAL:
- 1 ml Aceite esencial de árbol de té (1 ml = 25 gotas)
- 1,5 ml Aceite esencial de lavanda (1,5 ml = 37 gotas)
- 12 gotas Geogard (conservante)

Elaboración

1. Tras desinfectar todos los utensilios que vayas a utilizar, funde la cera (punto de fusión 65 º) junto con el oleato de caléndula y la manteca de karité al baño maría. 

2. Una vez estén los ingredientes fundidos, añade el óxido de zinc y remueve bien hasta crear una pasta homogénea.

3. Retira del fuego y añade el hidrolato de lavanda a temperatura ambiente. Después, bate hasta que todo quede bien mezclado.

4. Una vez que hayas conseguido crear una emulsión homogénea, añade los aceites esenciales y el conservante, y después remueve.

5. Envasa la crema resultante en un tarro de cristal y déjalo enfriar durante un rato. Una vez a temperatura ambiente, ya estará listo para usar. 

A la hora de utilizar el producto, recomendamos aplicarlo en la zona plantar con un ligero masaje para facilitar su correcta penetración. Es conveniente hacerlo tanto antes como después del paseo y vigilar durante los primeros minutos que tu mascota no se limpie la zona. 

¿Te ha gustado la receta? Si tienes animales, ¡no dudes en ponerla en práctica! Y recuerda que si quieres consultar la lista completa de ingredientes para la elaboración de esta receta, puedes hacer clic en el siguiente enlace:



CONVERSATION